top of page

Diana de Gales y su legado fashion

Araceli R de Motta / Agencia Reforma | 04/09/2022 | 02:58


A 25 años de su deceso, Lady Diana Frances Spencer ha sido motivo de muchos libros y documentales sobre su vida. Durante su tiempo bajo los reflectores, ella dejó un gran legado en la moda. Y es que desde el principio, cuando los paparazzi la sorprendieron en 1981 con una falda que mostraba más de lo permitido por el protocolo, Diana utilizó la ropa para mostrar su evolución como una mujer empoderada.




"Pasó de ser una niña regordeta que se vestía con motivos infantiles, como grandes cuellos y moños, a ser modelo, ya con una figura atlética por Armani, Versace y otros grandes de la moda. La evolución de Diana es ejemplo para cualquier mujer que quiera liberarse de los yugos que le impone la sociedad. "Ella utilizó la moda para mandar mensajes a la prensa y al mundo, primero de manera sutil y más tarde de manera más abierta", afirma la experta en imagen Araceli Motta.

En su gran debut con la prensa, Diana llevó un vestido muy recargado, lleno de olanes y metros de seda, tal y como mandaban los cánones de la Casa Real.

El atuendo, salido de la firma Emanuel, no llegó a la fama después de este efímero estreno. Durante otra aparición pública, la Princesa rompió las reglas al lucir un vestido negro muy escotado que la colocó en el ojo de la prensa. Pero algunos opinaban que ella debía aprender a vestirse como futura Reina y por lo tanto, seguir el estricto protocolo de los Windsor.

Ella misma confesó al periodista Andrew Morton que se convirtió "en Princesa antes de haberse convertido en mujer". Su guardarropa lo demostraba, ya que Diana se vestía como le indicaron los asesores del Palacio, con trajes aseñorados que recordaban a los de su suegra, la Reina Isabel II.

En sus embarazos, lució vestidos con estampados típicos ingleses en colores vivos. Estos contrastaba con su estado de ánimo, pues para entonces Lady Di se había enterado que su matrimonio también incluía a Camila, la eterna amada de su marido.

Lady Diana cambió la manera de comportarse de la Casa Real británica. En su momento se acercó mucho a la gente.

"Hay que recordar las emblemáticas imágenes con los enfermos de sida o los niños pobres

de África. Su manera de vestir también era más casual y desenfadada", afirma Mónica Bravo, especialista en imagen. Quizás por eso, luego se hizo con el título de "la Princesa del pueblo".Fue a partir de su divorcio que Diana comenzó a ser libre. Las fotos de ella saliendo del gimnasio con una sudadera y leggings son consideradas por expertos como el antecedente de esa tendencia que hoy domina el mundo, llamada "sport chic" o "athleisure". Nunca antes nadie de la monarquía se había atrevido a salir a la calle así. También es famoso el llamado "vestido de la venganza", de la diseñadora Christina Stambolian, muy sexy y en color negro, que lució en su primera aparición después de su divorcio.

También fue en esa época cuando recurrió a su amigo Gianni Versace para lucir pequeños vestidos ajustados sin mangas que revelaban una figura atlética.Además, como toda una modelo profesional, posó para Mario Testino y la revista Harper's Bazaar, en donde se mostró como una mujer muy bella, audaz y confiada.

bottom of page