Tips básicos para tener un outfit perfecto

Todos queremos vernos bien en cualquier momento, pero a la hora de abrir el clóset se nos puede complicar la visión de “outfit perfecto” que teníamos en mente. Seguramente la frase “No tengo nada que ponerme” nos puede resultar familiar, y el problema no es la falta de prendas que tenemos, sino encontrar esa combinación ideal que nos haga sentir bien todo el día.


Más que ir a comprar ropa nueva cada vez que nos vemos en la necesidad de encontrar nuevos outfits, lo que en verdad necesitamos es saber cómo combinar nuestra ropa a la perfección para conseguir varios looks que nos permitan cambiar de estilo y vernos bien en todo momento. Cuando un conjunto de ropa y accesorios ha sido planeado, siempre tendrá un mejor resultado que usar prendas al azar. Es entonces que nos preguntamos, ¿cómo aprender a combinar mi ropa sin morir en el intento?


¿Cómo combinar la ropa?


Aunque combinar la ropa que ya tenemos pueda parecer un trabajo sencillo, la verdad es que encontrar esa forma de juntar prendas y que sigan transmitiendo un estilo y mensaje que vaya con nuestra forma de ser y vestir, resulta mucho más complicado de lo que parece. Hacer que todas las prendas se vean bien puede ser sin duda un reto.


Por suerte, algunos trucos y consejos ayudan a las posibilidades de tener éxito en estas combinaciones y poder lograr los mejores outfits sin tener que invertir mucho dinero en ropa nueva.


Recuerda: Los básicos son tu mejor aliado



Las prendas básicas son las que todos deberíamos tener en nuestro clóset, ya que son funcionales, muy combinables y súper cómodas. Éstas prendas pueden ser normalmente un punto de partida para saber cómo combinar tu ropa, ya que al ser esenciales, es una forma muy económica de tener diferentes estilos y looks en tu armario.


Lo bueno de las prendas básicas, es de que van bien con todo y son “camaleones”. Se adaptan generalmente a cualquier estilo y el mínimo cambio en accesorios o estilo en el que se use, hará de estas prendas “nuevas” una y otra vez. Es por eso que no puede faltar en nuestro clóset:

  • 1 camisa blanca

  • 1 pantalón negro

  • 1 vestido negro sencillo

  • Unos jeans

  • 1 blazer en tono neutral

  • 1 chamarra de cuero

  • 1 trench coat

  • 1 tacones clásicos

  • Flats negros

¿Y los colores?


Como todas las prendas básicas son en colores neutros que van entre blanco, beige y negro, esto permite que sean adaptables a combinaciones con colores más vivos y fuertes. Hacer las combinaciones de colores de una forma correcta es muy importante, ya que encontrar un balance entre usar muy pocos o muchos colores puede ser una tarea muy difícil.


Puede sonar complicado, pero este paso es muy importante, ya que no queremos exagerar con muchos colores o parecer muy aburridos por la falta de ellos. Hay que aprender la funcionalidad de los colores, y esto nos va a ayudar a hacer las combinaciones basándonos en la imagen que queremos transmitir. De igual forma debemos tomar en cuenta nuestro tono de piel y cómo ciertas combinaciones nos pueden hacernos ver más pálidos u opacos.


Una regla muy importante en las combinaciones es la de los tres colores: Tres colores son suficientes. Aunque los toques de color son necesarios para resaltar cierta parte del outfit y tener más estilo, exagerar puede dar un resultado adverso.


Estampados y texturas


Para lograr un equilibrio, tu peso corporal y estatura te ayudan a hacer una mejor elección. Por ejemplo, mujeres de estatura baja (menos de 1.56 cm) los estampados deberán ser de escala pequeña. Para las mujeres que miden entre 1.56 a 1.69 lo ideal es encontrar estampados medianos. Por último, mujeres que midan más de 1.70 les van muy bien los maxi estampados.


En cuanto a texturas, siempre piensa en la temporada; primavera-verano por lo general se usa lino, poliéster, seda, y encaje entre otros. Para otoño e invierno, mezcla solamente texturas como pana, licra, terciopelo, ante, lana y telas atemporales, es decir que todo el año puedes usar incluyen algodón, vinipiel, nylon o combinaciones con las anteriores.


Una prenda protagonista


La elegancia se refleja en el buen gusto y en traer tu ropa con la talla correcta. Siempre busca un protagonista en tu outfit para que sea el foco de atención y así evitarás que todo compita a la vez. Es por eso, que la inversión en accesorios son la mejor opción para lucir siempre distinta. Recuerda que todo aquello que esté cerca de la cara (aretes y collares) deben de ser dorados si tu tono de piel es dorada. Puedes utilizar perlas amarfiladas, acabados en madera y piedras como cuarzo. De lo contrario, mujeres de piel morena lucen mejor con accesorios en plata, oro blanco, perlas blancas o esmeraldas. Si Sólo recuerda que menos es más


Siempre siéntete perfecta


Existen muchas combinaciones que puedes hacer con tu ropa. Cuando las prendas están arregladas por color, te facilita la elección y visualmente te anima a vestirte de forma distinta todos los días. Además, Pinterest es una herramienta muy buena para sacar nuevas ideas y combinaciones que no habías probado antes. ¡Anímate a hacer un cambio de clóset y un cambio a tus outfits! Recuerda que el branding personal va a depender de tu estilo, forma de ser y actitud. No necesitas mucho tiempo y dinero para ver un cambio y ver resultados.





¡Espero que estos tips te ayuden! Y recuerda que en AryImagen ofrecemos servicios de consultoría de imagen personal para que siempre puedas mostrar tu mejor versión. Contáctanos en redes sociales o a través de nuestro sitio web y agenda tu cita: https://www.aryimagen.net/contact