Look profesional según tu edad

Muchas veces podemos tener claro cuál es nuestro estilo, pero no siempre sabemos cómo ajustarlo al paso del tiempo y de las diferentes etapas que vamos viviendo. Adaptar nuestra imagen a cada etapa y situación es básico para resaltar lo mejor de nosotros mismos sin perder el estilo. Aquí algunos consejos indispensables para hombres y mujeres en sus 20, 30, 40 y 50.

 

A LOS 25

¿Terminaste la universidad y estás listo para iniciar una nueva etapa en el mundo ejecutivo? La primera sorpresa es abrir el clóset y darte cuenta que no sabes cómo vestir. Que tengas 25 años no quiere decir que tengas que lucir demasiado sobrio, elige prendas que resalten tu figura y te hagan sentir extremadamente cómodo, por lo que te recomiendo conocer la morfología de tu cuerpo para sacarle el mejor partido. Define tu propio estilo para que puedas proyectar tu verdadera personalidad.Viste con prendas livianas, frescas y poco estructuradas.

 

ELLA: Tu piel es joven, opta por un maquillaje sencillo y fresco. Mucho cuidado con los escotes.

 

ÉL: Elige ropa que vaya de acuerdo a tu edad y combinaciones que te hagan lucir joven.

 

A LOS 35

Sácale partido a tu personalidad, enfatiza tus mejores atributos y fortalece tus oportunidades.

 

ELLA: El cabello y la piel lucen más sanos con tratamientos de cuidado general. Balancea el uso de los accesorios, recuerda que menos es más. Elige un maquillaje con sombras y base según tu tipo de piel.

 

ÉL: Manténte a la vanguardia, los cortes arriesgados son la opción para un look fresco y casual. Lleva prendas de varias capas y elígelas según tu estatura, tipo de cuerpo y color de piel.

 

A LOS 45

No significa que debas vestir como una persona mayor, por el contrario, a esta edad la moda es tu mejor herramienta para expresar tus gustos exigentes. Tus prendas deben reflejar una imagen de madurez y seguridad. Para entonces lleva una vida sana, dieta equilibrada, haz ejercicio y cuida tu piel.

 

ELLA: Si optas por unos ojos muy maquillados entonces los labios deberán de ser de tono suave. Toma en cuenta la base del maquillaje para evitar que se marquen las líneas de expresión. Invierte en un buen corte de cabello y llévalo siempre bien peinado.

 

ÉL: Evita el exceso de gel en el cabello. Luce trajes de buena calidad, ya que su tiempo de vida será largo y busca que realcen tu figura masculina. El traje debe incluir prendas imprescindibles como una camisa con gemelos, corbata y pañuelo que puedas usar en el ámbito familiar, social y laboral.

 

 

 

A LOS 50

En los cincuenta se determinan cambios importantes en nuestra imagen: el mejor estilo es la elegancia para lucir una personalidad única. Con todo esto, la moda sigue siendo una posibilidad para optar por prendas lisas o estampadas y con color.

 

ELLA: Los accesorios son muy delicados y en tonos neutros. Las prendas son menos estructuradas y las telas livianas como seda o chiffon son recomendables para lograr una imagen suave. El calzado de buena calidad, con tacón cómodo y no muy alto. Algunas mujeres se sienten más cómodas cubriendo sus brazos, por lo que los sacos son una buena opción. Lleva un maquillaje para las imperfecciones, sombras y delineado en ojos, labial y un toque de blusa. Cuidado con las raíces del cabello y canas, que denotan falta de arreglo personal.

 

ÉL: Una Americana de calidad cuenta con un forro elegante, principalmente de seda y un cosido esmerado de puntadas muy precisas y juntas. Los forros son vistosos y con motivos diversos. Luce prendas para crear un look sofisticado y elegante.

 

 

 

 

 

 

 

Please reload